Decisiones que traen tragedia. Analfabetismo, embarazos en la adolescencia y desempleo explican la desigualdad.

July 1, 2019 in Uncategorized by Christopher Omar Bruno Ramirez

Resumen

La desigualdad es un fenómeno económico, político y social que cualquier ser humano puede experimentar. Se mide tradicionalmente con el coeficiente de Gini. Se analiza la relación entre la desigualdad, el embarazo en mujeres adolescentes, analfabetismo y el desempleo. Los embarazos en mujeres adolescentes son nacimientos por cada mil mujeres entre las edades que están en un rango de 15 a 19 años; El analfabetismo es el porcentaje de la población de 15 años o más que no sabe leer o escribir; El desempleo es el porcentaje la población económicamente activa que no está laborando. Se analizan los 30 países más ricos del mundo ya que ocupan el 70% de la riqueza, con datos disponibles del Instituto Mexicano Para la Competitividad en el año 2017. Se concluye que existe una relación directa entre la desigualdad, los embarazos en adolescentes y analfabetismo, aunque no existe relación alguna con el desempleo.

Abstract

Inequality is an economic, political and social phenomenon that any human being can experience. It is traditionally measured with the Gini coefficient. The relationship between inequality, pregnancy in adolescent women, illiteracy and unemployment is analyzed. The pregnancies in the adolescent women are the births by each one thousand women between the ages that are in a rank of 15 to 19 years; Illiteracy is the percentage of the population aged 15 or over who can not read or write; Unemployment is the percentage of the economically active population that is not working. Analyze the 30 richest countries in the world that will occupy 70% of the wealth, with the data available from the Mexican Institute for Competitiveness in 2017. It is concluded that there is a direct relationship between inequality, teenage pregnancies and Illiteracy, although there is no relationship with unemployment.

El objetivo de este trabajo es analizar la relación del coeficiente de Gini con respecto a las variables, embarazo en mujeres adolescentes, analfabetismo y el desempleo. Tomando los embarazos en mujeres adolescentes como nacimientos por cada mil mujeres entre las edades que están en un rango de 15 a 19 años; El analfabetismo es el porcentaje de la población de 15 años o más que no sabe leer o escribir; El desempleo es el porcentaje la población económicamente activa que no está laborando. Se seleccionaron los 30 países más ricos del mundo para el año 2017. Este trabajo habla sobre las mujeres que resultan embarazadas a  temprana edad. Es decir, en la mayoría de los casos son embarazos no deseados, en la sociedad existen dos motivos fundamentales para la construcción de la identidad y la trayectoria de los jóvenes que son, la educación y el trabajo, la falta de acceso a ello se da porque las adolescentes embarazadas no cuentan con los recursos suficientes debido a que son pobres y no pueden brindarle una buena educación a los hijos. Hay que tener en cuenta que las características de la familia son determinantes en el progreso educativo de los jóvenes. Definen el acceso a recursos disponibles para el estudio, las adolescentes embarazadas por lo regular son pobres debido a que su familia es pobre y no pudieron recibir una buena educación. Por lo cual esto les afectara a largo plazo ya que no podrán encontrar un buen empleo.

A continuación se presentan los datos de los 30 países más ricos del mundo ya que ocupan el 70% de la riqueza, con el objetivo de ver las comparaciones que hay en los diferentes países. De acuerdo a los datos presentados en la tabla 1 en cuanto al Coeficiente de Gini, la mayoría de países que se encuentran por debajo del promedio son los de la Unión Europea, por lo que se entiende son países menos desiguales, debido a que están más desarrollados, cuentan con mayor riqueza y educación. Para el año 2017 se observa que en Alemania, Japón, Canadá, Republica Checa y Suiza son los únicos países donde se cumple que a menor desigualdad, menor embarazos en adolescentes, analfabetismo y  desempleo ya que todas se encuentran por debajo del promedio. Se traduce en que son los países que tienen más adolescentes estudiando o personas laborando lo que conlleva a conseguir una producción mayor.

Se presenta la relación que tiene el coeficiente Gini con respecto al embarazo en mujeres adolescentes y analfabetismo. De acuerdo al grafico 1, se observa una relación positiva, ya que las variables se van moviendo casi en el mismo nivel. Las principales tres economías de América Latina las cuales son Argentina, Brasil  y México se encuentran por arriba del promedio lo que significa que hay más jóvenes embarazadas, estos países también superan el promedio de desigualdad, la desigualdad aumenta porque las jóvenes ahora tienen que dar de sus ingresos a una tercera persona, lo que las hace más pobres porque reduce sus ingresos. Turquía también muestra un número mayor de desigualdad, embarazos y analfabetas. Esto significa que de los 30 países, esos son los más desiguales, tienen más adolescentes embarazadas sin educación ya que son los países más pobres.

Se utiliza un modelo econométrico del tipo mínimos cuadrados ordinarios, con el cual se comprueba que las variables embarazo en mujeres adolescentes y analfabetismo resultan significativas para explicar el coeficiente de Gini. Mientras que el desempleo no es una variable significativa. Las variables seleccionadas en el modelo explican un 72% de los cambios en el coeficiente de Gini. El modelo está correctamente especificado y los residuos se distribuyen de manera normal. Se observa que, a mayores embarazos en mujeres adolescentes, más desigualdad. Normalmente las mujeres adolescentes salen embarazadas porque carecen de educación, no saben las consecuencias de lo que pueda ocurrir al no utilizar métodos anticonceptivos. Más adolescentes embarazadas hacen que tengan menores oportunidades de estudio o capacitación. En general cuentan con pocos recursos y no pueden brindarles a sus hijos una educación de calidad, ya que el costo de oportunidad de enviarlos al colegio es demasiado alto, conllevando a una educación baja y todo eso se deduce en desigualdad. También se observa que, analfabetismo mayor, más desigualdad, debido a que las jóvenes sufren de analfabetismo, esto se debe a que las familias de las jóvenes no cuentan con recursos suficientes y no les pudieron brindar una educación buena, tienen una menor probabilidad de encontrar un buen empleo en el largo plazo ya que no están capacitadas. Por otro lado, el desempleo no tiene relación alguna en este modelo.


Para resumir, existe una relación entre embarazos en mujeres adolescentes y analfabetismo con respecto al coeficiente de Gini. Se comprueba que, si aumentan los embarazos en mujeres adolescentes, aumentara la desigualdad. El embarazo en adolescentes ha venido a constituirse en un problema social, se argumenta que el posible aumento en las adolescentes embarazadas se da a que padecen de una educación baja, pues provienen de familias que carecen de recursos. Lo que conlleva a brindarles la misma educación a sus nuevos hijos ya que con la llegada del bebe el ingreso de la familia se reduce. Si aumenta el analfabetismo, también aumentará la desigualdad, esta sanción negativa, obstaculiza el acceso a la información, la educación y la preparación para poder ejercer la sexualidad de una manera placentera y responsable. La persistencia en las condiciones de pobreza en la que se encuentran las jóvenes, como dedicarle tiempo a sus hijos para cuidarlos y alimentarlos, hará un efecto el cual es que las jóvenes tengan menos oportunidades de estudios, se convierten en analfabetas. Por otro lado, el desempleo no tiene relación alguna en este modelo.

Referencias bibliográficas

 IMCO. (2017). Índice de Competitividad Internacional, “Memorandum para el presidente”, IMCO: Ciudad de México.

OECD. (2008). Growing Unequal? Income Distribution and Poverty in OECD Countries, OECD: Paris, pp. 308.

Felipe Martínez, y U. A. de Aguascalientes. (1992). “La desigualdad educativa en México.”                                            Revista Latinoamericana de Estudios Educativos: Ciudad de México, pp. 120.