¿Porqué estudiar un postgrado?

August 22, 2012 in Desigualdad Social, Sociología de la Educación by Santiago

Trabajando - Estudiando ¿Por qué debería una persona realizar un postgrado?

Por qué prepararse más (siendo universitario) cuando la realidad es que muchos países pasan por momentos de crisis económica, donde existen oportunidades laborales menores. La tasa de paro en algunos países ha alcanzado niveles record desde el año 1999, véase los países europeos como España, Portugal, o Alemania. Lo mismo sucede en Estados Unidos y en México.  El Producto Interior Bruto deja de crecer, y por tanto los mercados laborales se mantienen sin un incremento de la demanda laboral. La población sigue creciendo, y las dinámicas demográficas incrementan año con año el número de personas en edad correspondiente de trabajar. Los mercados laborales se vuelven más competitivos. Mientras tanto la oferta laboral reacciona y se moviliza. Eso puede llegar a producir dos fenómenos, por un lado los salarios quedan estancados ya que las personas aceptan los trabajos con pagas menores ante la incertidumbre, ante una cantidad de personas mayor en busca de trabajo. Por otro lado, se incrementa la competencia por los puestos disponibles. Los empleadores, o demanda laboral, se vuelven más exigentes. Cada vacante laboral se llena de solicitudes de personas de todo tipo, desempleadas y con empleo, con estudios de todos los niveles.

Birrete - Graduación educación superior (universidad)El problema está en que personas con una preparación menor quedan fuera del mercado. Así lo demuestran las tasas de desempleo entre jóvenes. La juventud es el grupo de edad con tasas de desempleo mayores. El problema más grave está entre jóvenes sin estudios de nivel superior. Esas personas son aptas para el mercado laboral, pero el mercado les ha sustituido por otras personas con cualificaciones superiores, en ocasiones sin una necesidad real para ello. La educación funciona como una barrera o estrategia de entrada al mercado de trabajo. Por ejemplo el hecho de hablar y escribir inglés, puede ser una característica clave en la selección de un  trabajador nuevo, pero la realidad es que en la mayoría de los casos esa habilidad en el lenguaje se utiliza poco en el trabajo que se realiza. Así sucede con otras etiquetas que ofrece la educación como lo es el hecho de contar con una licenciatura, o grado terminado. Cada vez es más importante estudiar un grado y luego un postgrado. La Universidad se ha masificado, y con ello se ofrece la oportunidad de estudiar a una parte mayor de la población. Así las generaciones nuevas que entran al mercado laboral cuentan con los conocimientos y capacidades que les vuelven más aptos y eficientes. Pero la Universidad debería de ser vista como algo más que una institución que etiqueta a las personas con títulos, o como una estrategia para lograr luego un puesto mejor de trabajo. La realidad es que la educación funciona como mecanismo de estratificación social, pero también funciona en otras maneras.

Realizar estudios de postgrado es una suerte que produce beneficios a lo largo de la vida, y no solo beneficios en el área laboral. Un profesional debe estudiar un postgrado con interés en especializarse en algo de su agrado, no solo MBAs. El postgrado, define los intereses de futuro de cada profesional. Hacer un postgrado por tanto no es algo de tenga que realizarse nada más terminar el grado o licenciatura, sino que es algo atemporal. Los postgrados pueden realizarse a lo largo de la vida, como estudios adicionales que definen intereses e inquietudes en la trayectoria profesional y laboral de cada persona.  La realidad es que las economías y sociedades tienden a especializarse, al mismo tiempo que la educación de nivel superior se masifica en los países más desarrollados. Lo normal ahora es contar con un grado o licenciatura de nivel superior. Los programas universitarios son de acceso generalizado a la población, haciendo que los cursos de postgrado (especialidades, maestrías, y doctorados) sean cada vez más importantes como mecanismos de mejora laboral, especialización, y competitividad. Más aún son fundamentales para impulsar la innovación y el desarrollo a nivel de países. Incrementan la flexibilidad de los mercados laborales y la capacidad adaptativa de la oferta laboral. La experiencia del postgrado es ventajosa en múltiples direcciones. Produce beneficios a nivel personal y nacional. La mejor opción para realizar un postgrado es ir al extranjero. Realizar un postgrado en el extranjero permite, además de lo anterior, fortalecer la internacionalización académica y cultural de las personas, promueve el respeto a otras culturas, incrementa el pluralismo lingüístico, y mejora la calidad del aprendizaje profesional y de investigación.

Quizás te interesan otros artículos relacionados...