Corrupción en países de habla hispana

December 20, 2016 in Democracia y Justicia, Investigaciones noveles by Emmanuel de Jesús

Corrupción en países de habla hispana: Afectación en los sistemas de justicia criminal

Emmanuel de Jesús Rodríguez García

imagen-articuloLa corrupción es un problema extendido en los países hispanohablantes. Los esfuerzos de organizaciones internacionales se encuentran el Rule of Law Index, elaborado cada dos años por The World Justice Project. Dicha organización analiza –por país– nueve factores que componen el estado de Derecho, siendo estos: limitaciones a los poderes públicos, ausencia de corrupción, transparencia o apertura gubernamental, derechos fundamentales, orden y seguridad, aplicación de las regulaciones, justicia civil, justicia criminal y justicia informal o alternativa. En el presente estudio se analiza la correlación existente entre la justicia criminal y la ausencia de corrupción en los países que tienen como lengua oficial al español. Los datos utilizados provienen del WPJ Rule of Law Index 2016 y del Corruption Perception Index 2015 de Transparency International Dilucidar si un Estado con menores niveles de corrupción tiene un sistema de justicia penal efectivo, permite la planeación e implementación de políticas públicas anticorrupción, que redunden en el mejoramiento del sistema penal.

Se excluye del estudio a Cuba, ya que no existen datos de éste país en el WPJ Rule of Law Index 2016. En promedio, los países que componen el universo de estudio del trabajo tienen una puntuación de 0.45 en ausencia de corrupción y 0.38 en justicia criminal (WJP: 2016). El promedio de puntuación en percepción de corrupción es de 39.82 (TI: 2016). La correlación entre ausencia de corrupción y justicia criminal es de 0.944, esto es, positiva y muy alta. La correlación entre la percepción de corrupción y la justicia criminal es de 0.856, positiva y alta. La corrupción y la efectividad de los sistemas de justicia penal en países hispano hablantes es inequívoca. Los sistemas de justicia criminal son más eficientes con una baja presencia de corrupción. En concreto, los países con índices de corrupción más bajos y mejores sistemas penales son: Uruguay, España, Chile y Costa Rica.

Existe una fuerte relación entre la presencia de corrupción y la ineficacia de los sistemas de justicia criminal. Es imposible tener altos niveles de corrupción y un sistema de justicia penal efectivo y eficiente. Es necesario trabajar en la aplicación irrestricta de las leyes que sancionan el cohecho, así como aquellas que norman la responsabilidad de servidores públicos. Aquel que resulte responsable de hechos de corrupción debe ser sancionado administrativa y penalmente. La solución al problema de criminalidad que azota a México no se encuentra en las grandes reformas de derecho procesal penal, sino en la correcta implementación del nuevo sistema nacional anticorrupción. Es preciso realizar un seguimiento de los datos locales y compararlos con países de nuestra región o con los que tenemos factores culturales en común. Así se podrán instrumentar políticas públicas adecuadas para disminuir los índices de corrupción y mejorar los sistemas de justicia criminal.

BIBLIOGRAFÍA

World Justice Project. (2016). WJP Rule of Law Index 2016. Diciembre 4, 2016, de The World Justice Project, sitio web: http://worldjusticeproject.org/rule-of-law-index.

Transparency International. (2016). Corruption Perception Index 2015. Diciembre 4, 2016, de Transparency International, sitio web: http://www.transparency.org/cpi2015#downloads.

Gabarrón Hernández, R. R. (2015). Democracia y Datos: Democracia eficiente y sus elementos. Una investigación sociológica. (Tesis inédita de doctorado). Universidad de Barcelona, Barcelona, ES.

Profile photo of Alicia

by Alicia

Derechos Fundamentales, el medio para vivir sin corrupción

December 19, 2016 in Democracia y Justicia, Investigaciones noveles by Alicia

Derechos Fundamentales, el medio para vivir sin corrupción.
Consideraciones sobre la relación entre proteger derechos fundamentales y los niveles de corrupción de los países.

Lic. Alicia Marisol Bautista Olivera

La corrupción es una condición del sistema de administración pública, que implica la violación sistemática, reiterada y continuada a los derechos fundamentales de los integrantes de cada país, que hasta el momento se ha buscado erradicar a través de jurisdicciones especializadas; por lo que resulta relevante analizar la relación que existe entre la procuración de los derechos fundamentales y los grados de corrupción en la sociedad actual. Es por lo anterior que se ocuparan los datos que sobre dichos tópicos se obtienen del “World justice Project Rule of Law Index 2016”, respecto de ciento trece países, jurisdicciones y dependencias de todo el mundo.

derechos-fundamentalesLuigi Ferrajoli define los derechos fundamentales como todos aquellos derechos subjetivos que corresponden universalmente a todos los seres humanos en cuanto dotados del status de personas,  de ciudadanos  o personas con capacidad de obrar (1999:37). Autores  como Diego Alfredo Pérez Rivas han señalado que el respeto de los derechos Fundamentales es importante ya que en contexto nacional o regional aporta, entre otras cosas,  una cierta seguridad  jurídica que certifica  que las sociedades se desenvuelven  en un contexto mínimo de pluralidad  política ideológica  y sociocultural (2013pag:7).Por otro lado James Thuo Gathii, afirma que la corrupción desactiva a un estado que cumple con sus obligaciones de respetar, cumplir y proteger los derechos humanos de los ciudadanos (2009 pag:1). El resultado de la correlación entre los datos recabados en los países encuestados para el “Rule of Law” respecto a la Ausencia de Corrupción, y el grado de protección de Derechos Fundamentales, es positiva y alta (0.77). Lo anterior Permite afirmar que las sociedades que más se preocupan por reforzar la garantía equitativa de protección de los derechos fundamentales como principios indispensables para la construcción y funcionamiento del estado, son los que presentan los más altos índices de ausencia de corrupción, y por tanto, como refieren Diego Alfredo Pérez Rivas y James Thuo Gathii su protección es de vital importancia para mejorar los estándares de vida de los ciudadanos, lo que impacta directamente en menores grados de corrupción.

Derivado de lo expuesto, se concluye que la mayor procuración y garantía de los derechos fundamentales tiene una relación directa y proporcional con los menores grados de corrupción en los países estudiados en el “World Justice Project Rule of Law Index 2016”, de lo que se concluye que si se reducen los grados de corrupción, se mejorará el status de protección de los derechos fundamentales, y viceversa. De los dos factores, la erradicación de la corrupción a través de su penalización es una medida que ya se ha adoptado en diversos países, pero pienso que para disminuirla, los gobiernos también se deben avocar a proteger y garantizar mejor los derechos fundamentales, principalmente a través de la educación sobre todo los valores que deben de impartirse desde el núcleo familiar.

Bibliografía.

Ferrajoli Luigi, Derechos y Garantías La Ley Del Más Débil, Trotta, Madrid, 1999 (pp.37)

Pérez Rivas Diego Alfredo, De Derechos: Humanos Naturales Fundamentales y de Gentes, Fundación Universitaria Andaluz, España 2013 (pp.2013).

Thuo Gathi James, Defining the Relationship between Human Rights and Corruption, Albany law School, 2009 (pp.1)

World justice Project Rule of Law Index 2016. The World Justice Project, Washington D.C. 2016, pp. 199

Estado de la corrupción: La mayor expresión de debilidad gubernamental.

December 22, 2015 in Sociología Internacional by Erika Mariela

 

62e83e44607cb8f16571c7b7882ab104

La corrupción es fundamentalmente un problema que prospera en países débiles.  Su efecto se explica a través de variables como desigualdad social, capital humano y niveles de democracia. El análisis de la corrupción implica conocer la magnitud de impacto que tiene sobre el desarrollo económico y social. Se trata de la correlación entre la corrupción y sus efectos colaterales. El estudio se centra en el comportamiento de los 30 países con mayor ausencia del corrupción de todo el mundo, según datos del “Tansparency International Corruption Perceptions Index 2014”. Se explica desde la corrupción, las crisis político – sociales en el mundo.

Palabras clave: corrupción, desarrollo económico, desigualdad social, capital humano.

Corruption is fundamentally a problem of bureaucracy that thrives on weak countries. Its affect is explained by variables such as social inequality, human capital and the level of democracy. The analysis of corruption involves knowing the extent of the impact on the economic and social development. It is the correlation between corruption and its side effects. The study focuses on the behavior of the 30 countries with the highest absence of corruption around the world, with data from the “Transparency International Corruption Perceptions Index 2014”. Here is an approach, from corruption, the origins of the political crises in the world.

Keyword: corruption, economy development, social inequality, human capital.

Los nexos entre la corrupción gubernamental y el desarrollo de los países guarda una relación cercana. Resulta coherente que un Estado entre más rico y con mejores niveles de bienestar tienda a una menor población en situación de desigualdad. Sin embargo, para aquellos que no gozan de éstas características, viven situaciones de rezago y marginación con baja productividad. A su vez, originan constantemente situaciones de delincuencia y crimen organizado. El cúmulo de variables que acrecientan el problema va creando un círculo vicioso difícil de romper. Aunado  a esto la baja credibilidad hacia sus representantes de gobierno va formando una sociedad más corrupta. La población civil adopta prácticas ilícitas como su principal modus vivendi. Read the rest of this entry →

Corrupción: Un virus mortal y peligroso

December 22, 2015 in Democracia y Justicia, Desigualdad Social by Aldebharan

Corrupción:
Un virus mortal y peligroso.

La Corrupción es el uso inadecuado del poder para el beneficio propio. Se presenta frecuentemente al interior de México. La corrupción es un problema que posee relación e impacta directamente la democracia, los niveles de pobreza, desigualdad y seguridad. Constituye un factor de desintegración y resentimiento social. Se muestra la relación que existe entre la corrupción y la democracia, los niveles de pobreza y desigualdad en los países miembros de la OCDE, según el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2014. Se adopta una estrategia cuantitativa, que permite entender la corrupción y la relación con diferentes aspectos de la vida cotidiana.

Palabras clave: Corrupción, pobreza, desigualdad, democracia.

Corruption:
A Silence and Dangerous Virus.

The corruption is the bad use of power for own benefits. Situation that appears very frequently in Mexico The corruption is a problem it has a high relation and hit directly issues like democracy, level of poverty, and social inequality. It constitutes a disintegration and resentment social factors. This investigation shows the relation that exist between corruption and democracy, poverty levels and inequality of countries members of OCDE according to Corruption Perception Index (CPI) 2014. I used a quantitative strategy that let us know the relation with different issues of their common life.

Key Words: Corruption, poverty, inequality, democracy.
Lic. Aldebharan Fuentes Ramos
Universidad Anáhuac
Xalapa Enríquez, Veracruz
Otoño 2015.

corte01213Se conocen algunas de sus causas. Tiene consecuencias negativas en el crecimiento. De la economía familiar de los más necesitados, profundiza la desigualdad y disminuye el bienestar. Se Identifica a los que cometen actos de corrupción pero son premiados con puestos de gobierno y un lugar privilegiado en la sociedad. La corrupción se entiende como el conjunto de actitudes y actividades por las cuales los gobernantes y/o los funcionarios no buscan el bien común, para lo que han sido elegidos y/o nombrados en esencia, y se dedican a aprovechar los recursos del Estado para enriquecerse.

La corrupción, ¿golpea más a los sectores pobres que a la clase alta? La corrupción afecta el crecimiento pero, ¿de qué modo?, ¿Cuáles son las mejores políticas contra la corrupción?, ¿Dónde es peor la corrupción?, ¿La falta de confianza de la población lleva a mayor corrupción? Se tiene por objeto dar una opinión a estas interrogantes. Se muestra la relación que tiene la corrupción con variables como: la democracia, la desigualdad y la pobreza. Se utilizó una metodología cuantitativa, de correlación. Se analiza a los países miembros de la OCDE en el año 2014 con datos del Transparencia Internacional a través del Índice de Percepción de la Corrupción (IPC).

Los niveles de percepción de la corrupción en México son alarmantes y los intentos para reducirla son un fracaso. En el 2014 México obtuvo una calificación de 35 puntos de 100 posibles y el lugar número 103 de 175 países según Transparencia Internacional. Read the rest of this entry →

Corrupción: Fracaso de un sistema

January 20, 2012 in Democracia y Justicia by Santiago Martinez Torres

Corrupcion - Fracaso de un sistemaNo es tan difícil entender por que nos cuesta a las sociedades latinas tener un modelo que nos de las principales alegrías para ser ciudadanos de una nación libre y democrática.

Un ejemplo claro es México. En ese país la principal causa que detiene el desarrollo es la corrupción, una palabra casi prohibida y que incluso  es ofensiva para las autoridades pero con la que nos acostumbramos a vivir e incluso se propicia por los mismos mexicanos en pro de un “supuesto beneficio” o para evitar problemas. La verdad es que entre mexicanos y mexicanas si valdría la frase de Jesús en el apedreamiento a María Magdalena. “El que este libre de pecado, que tire la primera piedra”. Y por ende todos/as están involucrados tratando de que el sistema les otorgue un beneficio personal mayor, cayendo en los términos del ego individual y olvidando por completo a la sociedad, al otro.

Cuando un sistema en todos sus niveles esta acostumbrado a la corrupción, se convierte en una adicción y por ende en una enfermedad en la que solo el tiempo pondrá fin con su defunción. La cura no solo es complicada, si no que entra en los límites de lo imposible. La aplicación de remedios solo genera bienestares momentáneos que a la larga suelen ser más perjudiciales. Por regla general los doctores encargados para ello acaban siendo afectados por dos de sus virus más contagiosos: el poder y el dinero.

La historia nos demuestra que las revoluciones, guerras internas, derrocamientos, terrorismo, asesinatos, y delincuencia son al final la causa de mortandad de la sociedad antes de generar cambios dramáticos.

Cambios que por lo regular generan peores condiciones de vida tal y como se demuestra en algunos países africanos y latino americanos. La sociedad harta de gobiernos en los que sus representantes ostentan riquezas, poder, y trafico de influencias pretenden cambios a través de supuestos Mesías de la clase desprotegida que acaban explotándolos hasta llegar casi al punto de la esclavitud.

Tres situaciones toman una importancia real a la hora de tomar una decisión que, con paciencia, pueda cambiar el rumbo de una sociedad que reporte esta enfermedad terminal, ambas difíciles teniendo en cuenta los “intereses creados” y en los que están involucrados en el Gobierno: partidos políticos, delincuencia organizada, autoridades, impartidotes de ley, administradores, empresas de gobierno, sindicatos, salud, educación, y sectores preferenciales (monopolios) del país en un largo etcétera que incluiría a otros ordenes.

La primera: la expedición de unas leyes sencillas y entendibles que se basarán de manera directa en la reparación del daño, la penalización y la propia sustentación por parte del infractor en su encierro, con juicios rápidos y orales. Siempre con una decisión mínima de jueces impares (tres o cinco). En estás leyes es claro que no habría ni amparo, ni mucho menos fuero, además de que los acusadores tendrían responsabilidad directa de las mismas y deberían por ende indemnizar en caso de falsedad. La expedición de una justicia rápida y sencilla de entendernos crea confianza, sobre todo en un pueblo en el que ven como la justicia es desigual y se aplica mal: beneficiando en una gran mayoría de casos a los más ricos (o influyentes) y dejando sin castigo a los infractores. La desconfianza de una sociedad sin leyes aplicables y claras en la que tienen ventaja los que ejercen el fraude, la violencia, el robo, el secuestro, el pago del derecho de piso, narcotráfico y un buen número de delitos imposibles de enumerar en memoria traen a cualquier país más infracciones, desestabilizad y delincuencia, y que producen marginación en las regiones menos protegidas, campo fecundo para los buscadores de nuevos transgresores de la ley, que arriesgan por dinero, poder, y quizás algo de fama; la vida.

La segunda se basa en la educación, solo un pueblo educado puede avanzar y transformar un país, ejemplos como los de Singapur, Finlandia, o Chile por mencionar algunos, es un ejemplo a seguir en este rublo. El progreso de estos países es un ejemplo de lo que se puede conseguir con una sociedad preparada y con juventud, que tiene a su favor el tiempo para generar cambios libres de “contaminantes”. Ellos/as son la esperanza para sociedades inmersas en este problema, las sociedades que tienden a basarse en el conocimiento pueden contener la clave para los cambios en todos los órdenes necesarios. Las crisis, coinciden grandes pensadores, se pueden solventar con imaginación y creatividad, pero para ello se necesitan personas preparadas para hacerlo, con un gobierno que lo propicie y les incentive, reclutando capacidades e intelectos, formándolos en suelo propio y ajeno, y dejándolos/as ejercer cuando estén en su punto de productividad natural. Lejos de influencias y parentescos para ocupar los lugares adecuados en el orden político y social donde puedan dar solución a los problemas que diariamente se enfrentan. El mejor legado que puede dejar una familia a sus hijos/as, o un gobierno a su pueblo, es el conocimiento.

La tercera sería en referencia a la economía nacional y se basaría en la tendencia de previsiones “cero”. Es decir, no admitir el déficit en ninguna administración, con presupuestos adecuados a las recaudaciones hacendarías, con control estricto y perfectamente calculado. Los gastos por ende deberían ser reducidos y esto trastocaría toda una reforma que salpicará en forma directa al financiamiento de los partidos políticos y al costo de las elecciones, en realidad el único recurso que deberían recibir los partidos políticos es publicitario en tiempos y espacios en medios de comunicación con tiempos iguales para los registrados, creando con ello términos igualitarios. El número de diputados y senadores también debería reducirse, generando políticos de tiempo completo y con garantías de servicio, por ello no debería haber más de un diputado por cada millón de habitantes y un senador por estado. Las elecciones quedarían simplificadas a dos, una cada seis años para presidente (que podría reducirse a cinco), gobernadores y presidentes municipales, y otra cada cuatro años que implicaría a diputados federales, estatales y senadores.

Es importante que los gobiernos para generar grandes ingresos en la cuestión de recaudaciones por impuestos deban basarse en normas simples y entendibles para toda la sociedad, una tasa única de impuestos seria genial si fuera acompañada de un uso honesto de los mismos. Una tasa única además propicia el entendimiento y el buen manejo sin excusas. La Iglesia y algunas otras comunidades manejaban un diezmo, es decir el diez por ciento del dinero que recaudaras antes de gastarlo. Solo imagínense lo que ocurriría en una nación como México en la que solo una parte mínima de la población paga impuestos y la mayoría de ellos engañados o “camuflados”. El presupuesto queda dependiendo casi en totalidad de los ingresos petroleros. El impuesto sería para cualquier persona que cobrara o vendiera o generara una transacción, sin importar por lo que esta se debiera, pagará, en ese momento un 10% al Estado de forma obligatoria.

Corrupcion: Fracaso de un sistemaCon ello y teniendo en cuenta la población activa del país se recaudarían muchos más fondos de los que se ingresan hoy en día. Un estudio del Banco Mundial en 1986 sobre México aseguraba que en este año solo un  8.9% del total de la economía nacional pagaba impuesto, situación que con el paso del tiempo se sostiene.

En este rublo si lográramos extirpar la idea de los que tienen más pagan más, y los que tienen menos pagan menos, y ejerciéramos el concepto de todos pagan el mismo porcentaje, ese mismo porcentaje aumentaría en forma proporcional a las cantidades. En todo caso, lo cierto es que una economía sana mantiene un país sano.

Estos tres puntos dejan de lejos de ser la solución a todo un problema de corrupción que se va generando poco a poco, sin pausas y que crece día con día sin que nos demos cuenta de su magnitud, al final el resultado es el que todos/as sin importar quienes seamos o que lugar ocupemos en la sociedad queremos evitar y que no se produzca.

Nuestra condición de humanos nos deja un alo de esperanza a través de nuestra fe, en niños y niñas que hoy empiezan a crecer y que nos obligan por naturaleza a soñar en un mundo mejor, más equilibrado, en donde la sociedad tenga un solo objetivo común. Una calidad de vida mejor para todos.

SAMATO.
Sociólogo empírico.